¿Quién es la prometida del Principe Harry?

/ Blog/ No hay comentarios

Través un comunicado del Palacio de Buckingham se anuncióque el príncipe Harry se casará el año que viene con la actriz estadounidenseMeghan Markle . Contra viento y marea, esta pareja que recibió duras críticas en sus inicios, se unirá oficialmente en la próxima primavera inglesa. Con ribetes de una historia de amor salida de la pantalla chica, la actriz dará el sí y enfrentará a quienes la criticaron por ser divorciada, católica y afroamericana.

Pero quién es la elegida del hasta hace poco inconquistable Harry. Markle es una actriz estadounidense conocida por su rol en la exitosa serie Suits. Además, su amor por el buen comer la hizo escribir un exitoso blog dedicado a los “foodies”, como ella. Pero no es sólo una chica millennial que disfruta del ocio y de su buen pasar como celebridad en Hollywood. Desde pequeña ama la política por lo que estudió relaciones internacionales, título que la trajo a Buenos Aires, donde trabajó en la embajada de los Estados Unidos. Y por si todo eso fuera poco, también realiza tareas humanitarias.

Crianza. Meghan es mestiza, pues su madre es afroamericana y su padre tiene ascendencia inglesa, alemana e irlandesa. Si bien su primer nombre es Rachel, prefirió el segundo para comenzar su carrera como actriz. Nació el 4 de agosto de 1981 en Los Angeles, California, ciudad donde se crío y asistió a una escuela católica por seis años.

La prometida de Harry está acostumbrada desde chica a las luces de los sets de Hollywood. Su padre, Thomas W. Markle, es director de fotografía e iluminación y trabajó en tiras como Casados con hijos (1986 – 1997). Es por eso que, según contó Meghan en varias entrevistas, todos los días después de la escuela, durante 10 años, estaba en el set de esa exitosa serie.

Estudios superiores. Meghan asistió a la Universidad Northwestern, donde se especializó en teatro y relaciones internacionales. Fue entonces cuando después de graduarse trabajó para la embajada de los Estados Unidos en Buenos Aires, en plena crisis económica y política del país, en 2001.

Pero sus ganas de trabajar en política dieron un giro y así lo relató en esa entrevista: “En mi tercer año [de relaciones internacionales] ya había terminado la mayoría de mis créditos, así que solicité una pasantía en la Embajada de los EE.UU. Así que terminé trabajando en la embajada en Buenos Aires durante unos meses. Era su devaluación económica y nuestro Secretario del Tesoro en ese momento, Paul O’Neill, estaba allí. Así que en ese momento tenía 20 años, estaba en Buenos Aires, en esa caravana, haciendo todo eso. Estaba segura de que tendría una carrera en política. Pero luego volví a Los Angeles para Navidad y una amiga mía de la universidad me presentó a un manager al que le había dado un video mío en el que yo actuaba”.

Su carrera como actriz. La carrera de Markle empezó de forma inesperada cuando, durante una fiesta, una amiga le dio a un manager una copia de una película que había hecho Markle en sus años universitarios. “Me dijo – contó Meghan a Marie Claire- ´¿Sabes qué? ganarás dinero y tomaré el 10 por ciento y creo que deberías quedarte´”. A pesar de sus dudas, se jugó por su carrera como actriz y accedió. Sus primeros papeles fueron en cortas apariciones en series de TV, por lo que para mantenerse económicamente mientras abrazaba su idea de vivir de la actuación, trabajó como calígrafa freelance.

Su gran oportunidad llegó con la serie Suits , en 2011, que logró conquistar la pantalla y cuenta con fieles seguidores. Allí interpreta a Rachel Zane, una asistente legal de una importante firma de abogados, que siguen sus propias reglas para poder lograr sus objetivos. También realizó participaciones en los films Horrible Bosses (2011) y Recuérdame (2010).

Anteriores relaciones. Meghan siempre guardó un bajo perfil en cuanto a su vida amorosa. Su relación más conocida en el pasado fue cuando se casó con el representante de artistas Trevor Engelson, el 10 de septiembre de 2011. Luego de menos de dos años juntos, la pareja se separó en mayo 2013.

Historia de amor. La historia entre Harry y Meghan comenzó en julio de 2016 y unos meses después hicieron público el romance. Según trascendió en ese momento, ambos se conocieron en Toronto cuando Harry viajó a esa ciudad para el lanzamiento de los “Invictus Games”, una competición paralímpica creada por él y en la que compiten veteranos de guerra.

Debido al entusiasmo del príncipe, a los dos meses de conocerla la presentó como su novia en el Palacio de Buckingham. “Somos una pareja, estamos enamorados. Estoy segura que llegará un tiempo en el que tendremos que salir y presentarnos, y contar historias, pero espero que la gente entienda que este tiempo es solo para nosotros”, había dicho Meghan en septiembre pasado en una entrevista con Vanity Fair. “Ahora somos solo los dos, y eso lo vuelve muy especial porque no hay nadie más en el medio. Estamos felices. Personalmente, amo las buenas historias de amor”.

Críticas a la pareja. 

En su momento la pareja fue muy criticada por parte de la prensa y de la opinión pública en Inglaterra debido a las raíces mestizas de Meghan y por ser divorciada. Tanto desde el Palacio de Buckingham como el joven hicieron sendos comunicados para repudiar esas opiniones maliciosas y celebrar el amor.

“Es sorprendente cómo cambiaron las cosas de las puertas para afuera – había contado Meghan a Vanity Fair-. Sin embargo todavía tengo un gran grupo de apoyo alrededor mío, y por supuesto, el apoyo de mi novio. No leo noticias. La gente que me rodea me mantiene con los pies en la tierra y me hacen saber quién soy, el resto es solo ruido”.

Chica foodie. Su amor por la comida y el buen vivir la llevó a crear en 2014 el blog The Tig, que describía de la siguiente manera: “Un foco para paladares gourmet, para aquellos que tienen hambre de comida, de viajes, de belleza y de moda”. El proyecto, según ella, intentaba “crear un espacio para compartir todos esos amores, para invitar amigos y para ser la tierra de abono de emociones e ideas”. El blog, cuyo nombre se inspiraba en el vino tinto italiano Tignanello, tenía artículos sobre comida, viaje, moda, belleza e “influencers”. En abril de este año, Meghan decidió cerrar el blog, pero continúa abierta su cuenta de Instagram.

Tareas humanitarias. Meghan dedica gran parte de su tiempo a causas humanitarias. En 2016, se convirtió en embajadora global de “World Vision Canada” y fue presentadora en las Naciones Unidas de la campaña igualitaria “HeforShe” en 2014.

Leave A Comment