Qué tipo de lencería usar según el vestidos de novia

/ Lencería/ No hay comentarios

Una de las cosas más importantes para el día de tu boda, y que muchas veces no se planea con antelación, es la lencería. ¿Sabes ya cuál ropa interior usar con tu vestido de novia? Es vital saber cuál es el tipo que favorece a tu vestido de novia; porque aunque por fuera sea espectacular, si el conjunto interior no se adecua a tu vestido, de poco servirá.

Lo primordial es que no se transparente y que sea cómoda. Todo va a depender del tejidocolor y diseño de tu vestido; lo más recomendable es usar tonos nude o blancos; así te asegurarás de que no te jueguen una mala pasada.

Cuando ya hayas elegido tu vestido y comiences con las pruebas, es fundamental que lleves la lencería escogida para el día B puesta. De esta forma podrás ver como luce realmente y poder hacer cambios en caso de ser necesario antes del gran día. Es vital para tomar las medidas del contorno y para cerciorarte de que esa es la lencería más adecuada. Estas son algunas recomendaciones de lencería para el día de tu boda, según el vestido que hayas elegido:

1. Según el tipo de corte

Palabra de honor: este tipo de vestido ha sido uno de los preferidos durante mucho tiempo, sin embargo, hay que saber llevarlo y, para eso, es fundamental tener el sujetador adecuado. Lógicamente tendrás que buscar un sujetador sin tirantes y que te quede a la perfección, así evitarás estar pendiente todo el tiempo de que pueda deslizarse hacia abajo.

Es importantísimo que no se note, ni por delante ni por detrás. Para este caso existe el sujetador tipo banda, de tela y sin tirantes que todas conocemos. Existen con encaje, bordados y lisos, todo dependerá del tipo de tejido que hayas elegido para tu vestido.

Corte sirena: son vestidos muy ajustados, que resaltan mucho la silueta, por lo que lo más importante en este caso, será que no se marque la ropa interior en tu figura.

Para esto debes elegir lencería sin costuras y preferiblemente en color nude. Este tipo de prendas suelen estar cortadas a láser y se adhieren muy bien al cuerpo. Lo principal será elegir bien la talla, para evitar que se hagan bultos.

Corte princesa: este diseño te permite jugar mucho más con la elección de la lencería; desde encaje hasta pedrería e incluso color.
Al ser un vestido con más volumen en la parte inferior, hay suficiente espacio entre el cuerpo y la tela para que no se marque o se transparente. 

2. Según el escote

Por otra parte si tu vestido, además, tiene un escote en la espalda, o en el pecho, hay que prestar especial atención a esos puntos:

Trasero: si tu vestido tiene escote en la espalda pero no es muy pronunciado, puedes llevar un sujetador con tirantes multiposición, que puedas cambiar según la forma de tu vestido; suelen ser de tirantes muy delgados y sin la parte trasera del sujetador, pero que se ajustan al cruzarlos entre sí.

En el caso de llevar un escote de espalda muy pronunciado, no podrás llevar este tipo de sujetador. Para este caso mejor te recomendamos un sujetador con adhesivo. Se pega perfectamente a tu piel y te ayuda a dar soporte, sin la necesidad de tirantes o soporte de silicona en la espalda.

Delantero: si has elegido un vestido con escote en el pecho, lo mas recomendable es usar un sujetador que siga la forma del diseño, sabemos que no siempre es fácil encontrarlo, pero hay algunos sujetadores de corte muy bajo precisamente para este tipo de diseños.

Otra opción siempre será prescindir de sujetador, si el tejido de tu vestido lo permite y te sientes cómoda. Lo único que te recomendamos, es fijar el vestido a tu piel con cinta especial para ropa. De esta manera te sentirás mucho más segura.

3. ¿Y los pantys?

En cuanto a la parte inferior de tu lencería, es mucho más fácil la elección, tendrás que escoger según la forma de la falda de tu vestido:

Falda pegada: dependiendo de si la tela del vestido es más o menos gruesa, deberás escoger un pantys u otro. Pero por norma general, en este caso lo mejor es que escojas alguna cortada a láser o sin costuras.

Falda corte en A: sería el término medio entre las faldas muy pegadas y las voluminosas. En este caso es cuestión de ir probando y jugando con la lencería. Quizá no tenga que ser obligatoriamente una braguita cortada a láser, pero tampoco con un encaje o adornos excesivos.

Falda princesa: en este tipo de vestidos, te puedes permitir cualquier tipo de ropa interior ya que la falda será holgada y no se notará en ningún momento.

Puedes jugar con encajes, bordados, tejidos y colores. Puedes elegir desde panty clásico, brasileño, tanga, culotte, tiro alto e incluso usar una faja o corsé que te ayude a restar volumen, afinar la figura y hasta realzar el pecho. Lo importante como siempre, será que no se marque ni se transparente.

Leave A Comment