¿Compromiso sin anillo? Te atreverías…

/ Blog/ No hay comentarios

Ya sea si porque te incomoda tener un anillo en tu mano o por seguridad o por no tener los recursos para pagarlos o sencillamente no te gusta la idea de que esta pequeñez sea un anuncio a los cuatro vientos sobre tu estado civil, empezarás a preguntarte: “¿Existirán otras alternativas aparte de los anillos?”.

Los anillos son un simbolismo de la unidad, también son un adorno en ciertas tradiciones lejanas a tu realidad. No todos valoran el simbolismo de los anillos, ni siquiera usan un simbolismo durante la ceremonia. Si no eres un tradicionalista, si has reflexionado meticulosamente acerca del propósito y la intención de tu matrimonio, los anillos no serán el elemento externo que hará gala de tu compromiso. Recuerda:

  • Los anillos no hacen el compromiso, lo haces tú. Nadie dice que debes usar anillos.
  • Los anillos pueden ser molestos para cierto tipo de personas, quienes los quieren aceptar como formalidad de la ceremonia de bodas, pero que después casi nunca los usan.
  • Los anillos temporales pueden ser útiles para algunas parejas. Por ejemplo, un anillo tejido de lino o de otro material proveniente de una planta podría usarse durante la ceremonia como un gesto simbólico que no tiene necesariamente que usarse después.

Asegúrense de que ambos piensen de la misma manera. Sería injusto para tu pareja si él o ella tiene el deseo de usar un anillo y tú insistes que no porque no te gustan. No habría ningún problema si uno de ustedes usa un anillo, mientras que el otro no. Después de todo, en muchas bodas occidentales, los anillos masculinos son algo reciente. Si uno de ustedes quiere el anillo pero el otro no, aun así podrían incorporarlos a la ceremonia de bodas.

  • En algunos casos, las novias prefieren una pulsera de colgantes, cuyos colgantes van siendo agregados a medida que se den eventos importantes en su vida de pareja, tales como nacimientos, transiciones y ascensos importantes, una Pandora por ejemplo. Esta podría ser la alternativa ideal en el caso de que uno de ustedes quiera usar un accesorio externo que no sea precisamente un anillo.

Encara algún miedo al compromiso que puedas tener. En algunos casos, usar un anillo podría interpretarse como usar una atadura pública. Si el motivo por el cual te rehúsas a usar un anillo tiene que ver con el miedo a comprometerte o porque crees que te verás raro, es probable que tengas un miedo al compromiso enraizado en el matrimonio. De ser el caso, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Estás preparado para el matrimonio y para lo que implica un compromiso a largo plazo? ¡Responde con honestidad!
  • ¿Acaso es el anillo una representación material de preocupaciones más profundas? Si es así, considera comunicárselas todas a tu pareja y/o a alguien de tu confianza.
  • Ten la certeza de que quieres casarte. Tienes que superar tu miedo al compromiso antes de dar el gran paso.

Ten en cuenta lo que se practica en otras culturas. Existen algunas culturas que no valoran el uso de los anillos de matrimonio. Infórmate acerca de otras alternativas que proponen diversas culturas. Busca en Internet algo como: “¿Qué culturas no usan anillos de compromiso?”, y tendrás algunos resultados.

  • En la India, en algunos casos, la novia y el novio pondrán más énfasis en tener una fiesta descomunal en lugar de usar anillos, de esta manera, toda la ciudad sabrá que están casados. En estas condiciones, ¿por qué se necesitaría un anillo?
  • Los amish reciben como bendición un apretón de manos durante la ceremonia de bodas, pero no usan ningún símbolo externo de su unión, y mucho menos joyas. Muchas parejas en ciertas comunidades usan diferentes tipos o colores de vestimenta, o barbas largas para indicar que están casadas.

Si realmente quieres un símbolo físico, pero los anillos te parecen incómodos, considera usar otro tipo de joyas. ¿Estarías más cómodo(a) con un collar para representar tu amor? Los collares, así como los anillos, son un símbolo de unión y compromiso. Tú y tu pareja no tienen por qué usar el mismo tipo de joya, siempre y cuando ambas tengan algo en común (una frase, el estilo, un símbolo pequeño).

  • Para aquellos que trabajan mucho con sus manos o con máquinas, ensartar el anillo en un collar es la solución preferida (y más segura).

Demuestra tu amor con arte. ¿Te gustaría tatuarte? Aunque pienses “no tengo tatuajes”, “no soy de usar tatuajes”, este motivo es muy diferente. En general, uno piensa que no quiere tatuarse porque teme que sus gustos cambien con el tiempo, pero ¿acaso no quieres que tu matrimonio dure para siempre? El tatuaje no tiene que ser muy elaborado, podría ser el nombre de tu pareja en alguna parte discreta de tu cuerpo: en el dedo anular, al lado o quizá debajo del cabello, como si fuera un secreto. Hazlo con creatividad. Nadie tiene que verlo; es tan sólo para ti y tu pareja.

Reafirma tu relación a menudo. Los anillos no constituyen el matrimonio. El matrimonio es el esfuerzo de mantener una relación íntima y de permanecer unidos en las buenas y en las malas. Una manera en que ambos pueden demostrar su compromiso es prometerse consolidar su relación en cada aniversario de bodas. Puedes hacerlo con palabras, poesía, imágenes o algún otro método personal que te haya tomado trabajo y vuelva a declarar lo que más amas de tu pareja. Para reafirmar tu relación públicamente, incluso podrías organizar una fiesta pequeña en casa o invitar a algunos amigos y/o familiares para que presencien dicha ceremonia. A algunas parejas hasta les gusta renovar sus votos como si contrajeran nupcias de nuevo, aunque en intervalos largos, como cada década o en determinados aniversarios.

Leave A Comment