Una boda sencilla al mejor estilo vintage que te enamorará

/ Blog/ No hay comentarios

Las bodas pequeñas no tienen porqué pasar desapercibidas. Definitivamente lo más importante a la hora de casarse, no es la cantidad de invitados, ni el tamaño del lugar que escojas para la recepción; el mejor ejemplo es la hermosa boda de Miguel Guillén y Katiusca Pérez, unión que se llevó a cabo el pasado fin de semana y sin duda te dará muy buenas ideas para tu matrimonio.

Foto: Mónica Guillén

Esta boda se realizó en el Garden Vintage de Santo Domingo, un lugar mágico para este tipo de eventos, y por lo que la pareja decidió como tema central para la decoración un estilo “jardín vintage”, esto sin sobrecargar lo que ya presentaba el sitio en sí.

En esta ocasión, nos quisimos enfocar en las ideas que puede aportar esta boda a otras venideras; por lo que en ArmaMiBoda decidimos contarte los detalles que nos facilitó, la novia, Katiusca Pérez.

Decoración

Como ya te lo describimos, la decoración estuvo basada en un estilo “jardín vintage”, Katiusca nos contó que estuvo a cargo de su tío, Kefrén de Jesús, diseñador de interiores y arquitecturas.

En las fotografías, podemos apreciar que la decoración estuvo perfectamente pensada para crear un ambiente romántico y vintage para ofrecerle a los 50 invitados un lugar confortable y agradable visualmente. Dejamos que las imágenes lo describan por si solas:

Foto: Mónica Guillén
Foto: Mónica Guillén

El pastel

“La novia creó su propio pastel”: Estuvo decorado con la técnica NudeCake en Lemon Sugar y relleno de crema de almendras. Además se le colocaron frutas como cerezas y nectarinas, algunas rosas, gerberas y hojas de menta, que también utilizaron para decorar los centros de mesa.

Foto: Mónica Guillén
Foto: Mónica Guillén
Foto: Mónica Guillén
Foto: Mónica Guillén

¿Qué hacer con los niños?

Sin duda, una de las ideas más relevantes fue lo que planearon para los niños asistentes; en este caso, cuatro niñas, sobrinas de los novios. Katiusca nos contó que con el fin de entretenerlas, y crearles un espacio independiente, decidieron colocar una mesa, decorada solo con un centro de mesa sencillo, un libro de actividades y colores. “La idea vino para que estuvieran juntas y compartieran”.

Foto: Mónica Guillén

Esta boda es el mejor ejemplo de que a veces menos es más. Contar con una buena decoración y sacar a flote tus mejores ideas, ayudará para que hagas de tu boda un día especial e inolvidable.