Sencilla y elegante, así lució Meghan Markle el día de su boda

/ Blog/ No hay comentarios

Sencillo y elegante, así fue catalogado por la mayoría, el vestido de novia usado por la ahora duquesa Meghan Markle. Tal y como nos tiene acostumbrados, Markle no dejó su esencia a la hora de escoger su vestido y sin duda fue la mejor elección.

El traje, un corpiño simple y un cuello redondo modesto, fue diseñado por Clare Waight Keller de Givenchy. Keller es la primera directora artística de la casa de modas francesa.

Según la diseñadora, el vestido personificaba una elegancia minimalista atemporal que hacía referencia a los códigos de la icónica Casa de Givenchy y muestra la destreza artesanal de su atelier de alta costura parisino, de fama mundial, fundado en 1952.

Lo más llamativo del vestido fue el escote gráfico de bateau abierta que enmarcó los hombros y enfatizó la esbelta cintura esculpida. Además contó con finas mangas de tres cuartos, que le agregó un toque moderno.

El velo, también diseñado por keller, representó la flora distintiva de cada país de la Commonwealth unida en una espectacular composición floral.

Tras el oficio religioso, Meghan y el príncipe Harry se cambiaron de atuendo y se trasladaron al lugar de la recepción. Para este momento, Meghan decidió lucir un atuendo ajustado con los brazos al descubierto de la diseñadora Stella McCartney.

También llevaba en su mano derecha un anillo color aguamarina que le perteneció a Lady Di, la madre de su esposo.