Las bodas más inusuales

/ Blog/ No hay comentarios

Un grupo de Wedding Planners compartió las peticiones y momentos más inusuales que han vivido planeando bodas. El portal del diario español El Pais reseñó al respecto.

Paloma Cruz, organizadora de bodas en España, relató lo que para ella fue la petición más extraña que unos novios le hicieron. El evento se llevó a cabo nada más y nada menos que en el jardín de un cementerio. La peculiar boda fue en Londres, lugar al que solo asistieron los novios y dos amigos.

Uno de los momentos más inesperados para la planner, Sussana Príncipe, fue el hecho de que el cura tardara más tiempo en llegar a la iglesia que la novia. Entre desesperación y llanto, luego de varios minutos de espera, se ofició el matrimonio.

Príncipe también contó que en otra ocasión, el novio, evidentemente más nervioso que su futura esposa, olvidó llevar los zapatos que usaría ese día; por lo que la organizadora tuvo que salir al rescate y pedirle unos zapatos a un amigo de ella quien para su suerte vivía cerca del lugar.

Y es que cualquier cosa puede pasar. Pese a que las Wedding Planners siempre tienen todo bajo control, existe la posibilidad de que cualquier “error” ocurra.

Entre tantas ocurrencias, también contaron sobre una boda donde la petición de los novios fue recibir regalos sorpresas durante la recepción. Y una buena “sorpresa” fue cuando un amigo de los novios se apareció con una cabra como obsequio. Relataron que tuvieron que atarla a un árbol en el lugar mientras estuvo el evento.