¿Cómo será el día de mi boda? (Edición Belleza)

/ Maquillaje y Peinados/ No hay comentarios

 A continuación, algunos tips para ayudarte a despejarlas para que puedas disfrutar tanto de los preparativos de belleza como de tu día, y que este salga mejor que en tus propios sueños. 

 

Siempre has soñado con tu ceremonia, la sonrisa de tu novio al verte llegar, los centros de flores perfectamente colocados en cada mesa. Siempre has imaginado “el día de la boda”, pero ahora que se acerca tienes otras dudas: ¿Cómo saldrán los preparativos de belleza antes de salir para la ceremonia?… ¿Qué puedo esperar de los profesionales que he contratado para ponerme espectacular?… ¿Quién quiero que esté conmigo en ese momento tan íntimo y especial?

Todas estas son dudas normales, propias de los nervios pre-boda, y que hasta ahora no habías pensado. Por eso intentaremos, a continuación, ayudarte a despejarlas para que puedas disfrutar tanto de los preparativos de belleza como de tu día, y que este salga mejor que en tus propios sueños. ¡Para que seas una slow bride!

 

 

EN LA PELUQUERÍA, EN CASA O DÓNDE PONERTE BELLÍSIMA. ¿Has pensado en dónde te vas a peinar y maquillar? Dependiendo de dónde te arregles, estos son los consejos para que sepas elegir tu mejor opción y, sobre todo, para que disfrutes de cada instante al máximo:

 

– Si te arreglas en la peluquería: Una de las ventajas de arreglarte en la propia peluquería es que suele salir considerablemente más barato, ya que eres tú la que tienes que desplazarse (y este es el contra). Para evitar los nervios inevitables del día, planifica salir de tu casa con mucho margen de tiempo o elige una peluquería muy cercana a tu casa, ya que los tapones son imprevisibles y llegar tarde puede trastornar los horarios del resto del día (y ponerte más nerviosa).

– Si te arreglas en casa: Sin ninguna duda arreglarse en casa (o en la casa de tus padres, hermana, prima preferida…) es una opción muy cómoda para ti, no tienes que desplazarte perdiendo ese tiempo y te encuentras más a gusto. Para hacer que el momento sea aún más especial, haz una playlist de Spotify de tus canciones preferidas y enciende velas para ambientar tu casa ‘a lo nupcial’.

– Si te arreglas en el hotel: Una gran ventaja de arreglarte en el hotel donde te vas a casar es que no tendrás que preocuparte por los traslados, ya que te arreglarás en el mismo recinto. Además, las fotos suelen salir más limpias, bonitas y profesionales sin tener que preocuparte por tener la habitación de la novia de casa ordenada por las fotos.

 

 

 

 

Ya sea que te arregles en casa o el hotel, ten en cuenta estos dos consejos:

Días antes de la boda, manda un plano con la dirección e indicaciones de cómo llegar para asegurarte de que el peluquero y la maquilladora no se pierdan en el camino, y que sepan exactamente con cuánto tiempo salir. Así evitarás cualquier disgusto y estarás tranquila.

Date mucho margen de tiempo con los profesionales que has contratado para peinarte y maquillarte, así irás mucho más relajada. Si estos llegan tarde a tu prueba, plantéate hacer una prueba con otros o queda con ellos muchos antes de que tengas que salir de casa o sea la hora de la ceremonia.

 

 

¿CON QUIÉN ME QUIERO ARREGLAR? Para contestar esta duda, realmente tienes que considerar tu personalidad. ¿Eres el tipo de persona que disfruta mucho de la presencia de la gente? ¿Cuántos más personas a tu lado mejor? En ese caso, seguramente querrás que estén tu madre, tus hermanas, tus mejores amigas, tu tía preferida, e incluso tu padre. Pero si, por el contrario, te pones nerviosa fácilmente y buscas un ambiente más tranquilo para los preparativos de belleza, es mejor que tu familia no llegue hasta que estés terminando de peinarte y maquillarte. Así tus seres más queridos llegarán justo para decirte lo bella que estás y para ayudarte a vestirte. Estarán para el momento más especial, sin causarte nervios adicionales. Eso sí, háblalo antes con ellos antes para dejarlo claro y evitar disgustos familiares.

YA TENGO EL VESTIDO DE NOVIA, PERO ¿QUÉ ME PONGO MIENTRAS ME ARREGLO? No te casas todos los días, así que… ¡No te pongas tu pijama de todos los días! Date un capricho antes del día de la boda y cómprate una bonita bata blanca o colorida; como opción alternativa, un kimono precioso queda muy chulo en las fotos de los preparativos a la par de cómodo. Si te sientes hermosa y sexy y agusto con lo que llevas puesto para arreglarte, empezarás el día más importante de tu vida con buen pie.

 

Fotos: Thiago Da Cuhna 

Fuente: http://tendenciasdebodas.com/ 

Leave A Comment