Cásate con el su vestido de novia de mamá

/ Vestidos de Novia/ No hay comentarios

Elegir el vestido de novia perfecto no es una tarea fácil, algo que cuando estás inmersa en la organización de tu boda saber muy bien. Algunas novias buscan ideas e inspiración en las redes sociales, en páginas webs, en revistas de papel o en blogs especializados. Sin embargo, hay mujeres que optan por algo mágico, inesperado e innovador: ¡casarse con el vestido de la boda de su madre!

¿Qué te parece la idea? Además de ser un gran homenaje a tu madre, la persona más querida por ti, casarse con su vestido de novia traza una continuidad completa del valor sentimental y ayuda a mantener los lazos familiares con vida.

Lo cierto es que el modelo no tiene por qué ser exactamente el mismo: puedes personalizarlo para que se adapte a tu cuerpo. También puedes aprovechar la tela para hacer un cuello de nuevo, como en la siguiente foto, donde la novia decidió ponerse manos a la obra y convertir el modelo de cuello cerrado en palabra de honor. Cuenta esta novia brasieña que la modista hizo pequeños cambios y cuando el vestido estaba listo, su madre fue con ella para ver cómo había quedado. “Cuando me vio con su vestido de novia, lloró de emoción. Después de 31 años guardado, volvía a brillar de nuevo”, asegura Regina da Matta.

Utilizar el mismo vestido o accesorios que tu madre llevó en su boda es una de las tendencias en novias para 2018. Hay ateliers que pueden ayudarte con el mismo, puesto que puede que te esté pequeño o, todo lo contrario, grande.

Otra opción es dejar el vestido de novia de tu madre tal como está y darle a tu boda un estilo vintage o retro. Es más que un homenaje: ¡hoy en día ser una novia vintage es pura tendencia!

También puedes acompañar tu look de novia vintage con una joya del mismo estilo. Puedes crear la pieza que necesitas: unos pendientes, un collar, una pulsera, las alianzas de vuestra boda… Incluso pueden hacer que una joya de tu madre luzca ideal para el gran día, ya sea “reconstruyéndola” o haciendo de una pieza, otra.

Otro punto de extrema importancia es el maquillaje. Es obvio que aunque quieras llevar el vestido de novia de tu madre, ¡no quieras llevar su maquillaje o peinado! Recuerda los cardados de los 80, los tonos taaan llamativos (¡y nos quedamos cortas!) de las sombras y pintalabios…

Sin duda, llevar el vestido de novia de tu madre o lucir con un estilo similar al suyo es algo que la llenará de orgullo y que a ti también. ¿Cuándo puedes darle esta gran noticia? Pues, el Día de las Madre.

Fuente: zankyou.es

Leave A Comment