Por qué en China buscan prohibir las bodas “extravagantes”

/ Blog/ No hay comentarios

Las bodas extravagantes en China han tomado un rumbo exagerado según el Gobierno, si bien, celebrar un matrimonio diferente y que dé de qué hablar es la apuesta de la mayoría de las parejas, en el país más grande del mundo esta “tendencia” está en mira de las autoridades. Para sus gobernantes en este tipo de eventos existe un consumo desmedido, además de un despilfarro de dinero.

Qué ocurre realmente

Según la Oficina Nacional de Estadísticas de China, en el país asiático hay 33,5 millones más hombres que mujeres; por lo que en zonas rurales una novia “cuesta” hasta 10 ingresos anuales. La tradición es que la familia del novio pague en oro, casas y vehículos; se organizan ceremonias opulentas para impresionar a familiares y amigos. Las autoridades ven en ellas “un culto desenfrenado de dinero” y quieren que “reflejen mejor los valores del país”.

En las redes sociales chinas, parece que el “si quiero” solo tiene valor si se pronuncia desde lo más alto de un edificio o entre una exagerada y brillante decoración. El buró político se encuentra preocupado de que sus compatriotas copien lo más superficial del Occidente. “la moda de los casamientos extravagantes y costosos, van en contra de los valores tradicionales de una nación en la que el matrimonio sigue siendo algo serio e importante”, alegan.

Cuánto cuestan

Más de 20 mil dólares se puede gastar en una boda media; en otro caso una boda ostentosa puede triplicar ese costo. Un ejemplo de ello, es Huang y Angelababy, que atesora 67 millones de seguidores en Weibo (el equivalente al Twitter en China), se casaron en Qingdao y dejaron para más adelante el convite. Mientras llegaba el día, se fueron a París para encargar a Dior el vestido de novia, fotografiarse junto a la torre Eiffel y comprar el anillo de compromiso: un solitario con un diamante de seis quilates valorado en 900.000 euros.

Fotos de bodas en China