¿Qué hacer con el vestido de novia después de la boda?

/ Blog/ No hay comentarios

En muchos casos, por no decir en todos, el vestido de novia después de la boda pasa a guardarse en un closet y quedarse allí quién sabe por cuánto tiempo. Sin embargo hoy en día, hay varias ideas que pueden ayudarte a que esto no suceda y le saques un mejor provecho al vestido que con tanto esfuerzo luciste en un día tan importante. Entonces, ¿Cómo podemos darle una segunda vida o amortizar su inversión? Te contamos algunas recomendaciones.

– Una de las ideas más usadas es guardar el vestido para que en un futuro, alguna de tus hijas, lo use en su matrimonio. Pero pese a que es un homenaje cargado de nostalgia, muchas veces no se puede llevar a efectos prácticos, ya sea por hechuras incompatibles o por el propio deterioro de los tejidos, fruto del paso de los años. Sin embargo hoy existen cientos de maneras para transformarlos.

Un ejemplo es una novia que decidió transformar el vestido de su mamá en una falda desmontable de seda salvaje. Lo diseñó con un modelo de líneas sencillas, con escote en la espalda, fajín con aplicaciones doradas y una hilera de botones traseros de la que nacía una sutil abertura.

Foto: Pinterest

– La diseñadora española, Inés Martín Alcalde, transformó su propio vestido para usarlo luego de su enlace nupcial. Con la tela que le sobró, remató la capa con la que tiempo después bautizó a su hija.

Foto: Pinterest

– Hay quienes en un alarde de extravagancia deciden enmarcar su vestido de novia para decorar el salón. Si no te lo crees, tan solo tienes que bucear por el archivo de Instagram para comprobar que, sorprendentemente, son muchas las mujeres que optan por esta peculiar alternativa.

– Otra opción menos extrema y más común es vender este tipo de diseños a través de webs y tiendas de segunda mano.