Ensayo de boda

/ Blog/ No hay comentarios

Aunque suene un poco didáctico realizar un ensayo de boda puede ser bastante útil para que todo salga a la perfección y como se quiere. La idea es evitar cualquier imprevisto. Mayormente se realiza si tu ceremonia consta de varios rituales, además si tienes cortejo, etc. Te damos algunos puntos claves.

Si tienes una Wedding Planner o Coordinadora de tu alianza, ella se encargará de todo el día del ensayo. Lo ideal es que ese día asistan las personas que desfilarán hacia el lugar de la ceremonia (novio-novia, padrino-madrina, padre y madre de ambos, hermanos, cortejo: damas, infantil, caballeros); además de la persona encargada de oficiar la ceremonia. Si es una iglesia católica no es necesario que el sacerdote participie ese día, pero sí que establezca cómo se llevará a cabo cada parte de la misma.

¿Por dónde iniciar?

Es importante que sepan cuánto y a qué velocidad tienen que caminar hasta llegar al altar. Consideren que un vestido de novia corte princesa puede ser un poco pesado y los zapatos nuevos del novio pueden ser un poco rígidos, por lo que es necesario practicar esta caminata para que, cuando estrenen sus estilismos, se sientan más seguros.

Después, deben tener al menos una idea aproximada de las lecturas que realizará el oficiante. En las ceremonias católicas, después de la bienvenida se procede con la liturgia y las lecturas bíblicas y, luego del rito matrimonial, se cierra con la eucaristía. Cada boda, tanto de esta fe como de otras religiones, tiene diferentes lecturas y rituales, por lo que, para realizar un ensayo efectivo, deben haber seleccionado el contenido de su boda o haber charlado con su oficiante sobre lo que ha planeado para su ceremonia.

En general, deben conocer las indicaciones de su oficiante: cuándo es necesario que realicen el intercambio de anillos, la entrega de arras o el procedimiento de los rituales simbólicos, como el ritual del agua, la boda celta o la boda maya, por citar algunos ejemplos.

También deben saber cuándo firmarán los documentos de la ceremonia, cuándo entregarán las ofrendas, si es que las habrá, y cuándo intervendrán sus seres queridos. Si harán alguna lectura o darán un discurso con pensamientos de amor cortos, deben conocer todo al pie de la letra para hacerlo. La pareja debe tomar en cuenta el tiempo para sus votos, pero no deben leerlos durante el ensayo. ¡Guárdense esa sorpresa!

¿Cuándo y dónde hacerlo?

No existe una fecha exacta para realizar el ensayo, muchas veces suele pasar que hata una semana antes de la boda, se tome un día para esto. La idea es coordinar con todas las personas que deben estar presentes, el horario y día que mejor les parezca, tendiendo en cuenta que les permitan en el lugar de la celebración asistir tal fecha.

Ese es otro punto, lo más certero, es que se ensaye en el mismo lugar donde será la celebración. De no poder, buscar un sitio íntimo donde puedan tomarse el tiempo para despejar dudas y practicar.