ArmaMiBoda.com

¿Camuflaje o bizcocho real?

Uno de los detalles más llamativos de una boda es el bizcocho. Bien sea real o camuflaje, llama siempre la atención de los invitados. Pero una pareja puede llegar a tener dudas a la hora de elegir entre un camuflaje o un bizcocho de verdad. Aqui te contamos ventajas y desventajas para que tomes la mejor decisión.

Combinado

Una de las opciones es variar entre dos diseños. Es decir, un bizcocho camuflaje con una mitad de verdad para que los novios puedan cortar frente a sus invitados. La idea que usan los reposteros, es un hueco para insertar una porción del bizcocho.

En una entrevista realizada para Listin Diario, Arelys Rancier de Repostería Pastry, explicó que “el bizcocho camuflaje tiene las siguiente ventajas -Se puede crear más, porque facilita utilizar elementos como cristales, pinturas, telas, encajes, trabajos más elaborados y más artísticos”.

-Es más estético porque se mantiene intacto en toda la actividad.

-Permite degustar una masa más fresca.

-También cabe destacarse que aunque no tenga una masa comestible los ingredientes con los que se prepara el camuflaje se pueden consumir.

-La comodidad… porque agiliza el proceso de limpieza; al partirlo y empatarlo, los mozos se encargarán de todo.

– Variedad en el diseño, modelos super modernos que muchas veces no se pueden hacer en masa real, por el peso.

Sin embargo, una de las ventajas de este modelo, es el costo. Por otra parte, en el bizcocho real se mantiene la tradición de los pasteles de boda.

Dubraska Suarez