ArmaMiBoda.com

Tips para calcular la comida para la boda

¿Cúanta comida debo tener en mi banquete de bodas?, esa es quizás una de las preguntas más recurrentes de las parejas mientras planifican su matrimonio, y es que el buffet o banquete, es uno de los momentos más esperados de los invitados; por eso, hoy te damos algunos tips para tenerlo todo “friamente calculado”.

1.- Lo primero que tienes que hacer es tener claro el número de invitados que van a acudir en la boda. Es prácticamente imposible tener el número exacto hasta que empieza el banquete, ya que alguien puede fallar o llegar a última hora, pero un dato lo más aproximado posible es imprescindible.

2.- Ten en cuenta también que los jóvenes comen más que las personas mayores, y los niños mucho menos. Es indispensable que sepas cuántos niños van a acudir para tener un menú especial para ellos y que no haya problemas por no gustarles la comida. El pollo y la pasta siempre son un acierto para los más pequeños.

3.- El horario en el que se va a celebrar el banquete también es un detalle que debes tener presente para calcular la comida para una boda. No es lo mismo un almuerzo que una cena, no se come la misma cantidad. En cenas se suelen servir aperitivos, entrante, un plato principal y un postre, mientras que en las comidas lo habitual es aperitivo, entrante, primer plato, segundo plato y postre.

4.- En las bodas de día hay más abundancia porque por el horario se come más, por las noches ya se viene de comer en varios momentos del día y no se come tanto.

5.- Si vas a celebrar una boda con buffet, elige varios platos variados para que cada cual se sirva lo que más le apetece. No olvides incluir opciones para vegetarianos y veganos, además de informarte de si hay alguna intolerancia o alergia alimentaria entre los asistentes.

6.- Si hay un menú cerrado servido en mesa, es recomendable elegir 2-3 platos para que los invitados tengan opciones de plato principal. Por ejemplo, puedes poner uno de carne, otro de pescado y otro vegetariano.

7.- En el caso de que contrates una empresa de catering te será de gran ayuda para que elijas la cantidad necesaria según tu número de invitados y las características del evento.

8.- La calidad de la comida siempre debe prevalecer a la cantidad. Es peor que un invitado se vaya de tu boda diciendo que la comida era malísima a que diga que estaba muy buena aunque fue la cantidad justa.

9.- Por último, ten en cuenta que una boda es un lugar en el que se celebra algo muy importante y que la comida no es lo principal, aunque sí tiene mucha importancia.

Con info de Okdiario.com

Dubraska Suarez