ArmaMiBoda.com

Cronograma: Planifica tu boda con tiempo

Para ser una novia organizada, necesitas tener en cuenta un calendario o cronograma que te ayude a reconocer el momento en el que debes realizar cada paso a planificar para crear una boda a tu medida. Así que en ArmaMiBoda te compartimos una pequeña guía básica para lograrlo.

Pese a que en los últimos años han aumentado el número de bodas exprés, esas que se organizan en solo seis meses, la mayoría de las parejas suelen programarlas con un año de antelación, tiempo más que suficiente para evitar los agobios.

12 meses antes

El primer paso es pensar qué tipo de boda deseas. No es lo mismo si se trata de una ceremonia religiosa que de un enlace civil. También es necesario tener una estimación del número de invitados que asistirán. Algunos venues, casi la mayoría, exigen un mínimo de personas –suelen ser entre 120 y 150–. Otro punto importante que hay que tener en cuenta desde el principio es el presupuesto. Con estos datos claros, lo mejor es visitar aquellos espacios que mejor se adapten a las necesidades de cada pareja para comprobar su disponibilidad y reservar la fecha. Si necesitas catering aparte, también es el momento de reservarlo.

10 meses antes

Dicen los expertos que las novias empiezan a mirar vestidos para el gran día incluso desde antes de poner una fecha. Por eso son muchas las mujeres que, con el anillo de compromiso recién estrenado, empiezan a acudir a diferentes ateliers y tiendas especializadas. No es necesaria tanta antelación. Si tienes claro que quieres un vestido a medida, 10 meses suelen ser suficientes para conseguir el diseño de tus sueños. Si prefieres un vestido de colección, puedes esperar un par de meses más. Eso sí, antes de emprender la búsqueda es imprescindible tener clara la lencería que llevarás en la boda.

Otro aspecto que suele preocupar bastante a los novios es la elección del fotógrafo. Aunque es posible que tengas en mente algunos de los fotógrafos “más buscados” del país, lo mejor es que empieces a contactarlos cuanto antes. Ten en cuenta que si tu boda es en temporada alta todo se multiplica y estos profesionales están muy solicitados.

8 meses antes

El protocolo marca que las invitaciones de una boda se deben entregar unos dos meses antes del enlace. Sin embargo, son muchas las parejas que prefieren hacerlo con algo más de tiempo. Entonces, ¿con cuánto margen habría que encargarlas? Según expertos en la materia, se recomienda empezar con la búsqueda cuanto antes, es practicamente uno de los primeros pasos para hacer. De ese modo se podrá elegir todo sin prisa y habrá tiempo para buscar las mejores opciones. Indican que con unos cinco o seis meses de margen habría tiempo suficiente para que los novios las tengan cuatro o cinco meses antes de su enlace.

La luna de miel también se puede reservar en este momento. Tanto si empezaste a organizarla por tu cuenta como con ayuda de una agencia de viajes especializada, lo más aconsejable es ver presupuestos con algo de margen. Además, cuanto más cerca esté la boda, más tareas tendrán y la preparación del viaje de novios es algo que conviene disfrutar.

6 meses antes

Las parejas que deciden casarse por la Iglesia deben hacer los llamados Cursillos Prematrimoniales, una formación que tiene como objetivo explicar en qué consiste el matrimonio y dar pistas para que la pareja pueda ser lo más feliz posible durante esa nueva etapa. Aunque existen diferentes modalidades –de varias semanas de duración o intensivos– lo más recomendable es hacerlos con medio año de antelación, para sacar el máximo provecho y evitar prisas de última hora.

Este es también el momento perfecto para ponerse en contacto con DJs, grupos de música, orquestas… Es decir, para elegir la música en vivo que formará parte de la ceremonia o la celebración. Aunque el repertorio lo definan más adelante, es conveniente una primera toma de contacto.

4 meses antes

Conforme se acerca la fecha, los novios se dan cuenta de que las tareas se juntan. Si el estilismo nupcial todavía no está completo, llega la hora de elegir los zapatos, las joyas, el tocado o la bata para el getting ready. Así como las alianzas con las que la pareja sellará su amor. Y si el novio no ha empezado a mirar opciones para él, es el momento perfecto. Aunque las sastrerías a medida suelen requerir algo más de tiempo (unos 8 meses), si se va a decantar por un traje o un chaqué ya confeccionado, cuatro meses de antelación son suficientes.

Generalmente, cuatro meses antes de la boda suele hacerse la prueba de menú, en la que se eligen los platos con los que deleitar a los invitados. También es el momento perfecto para hacer todas las gestiones relacionadas con el transporte: desde los autobuses para los invitados y el carro que llevará a los novios al lugar de celebración.

2 meses antes

En cuanto a la organización de la boda, todavía quedan muchos pasos. Llega el turno de cerrar todo lo relacionado con las flores –tanto del lugar en el que se dará la ceremonia como la celebración–, la decoración, los regalos para los invitados… Esos pequeños detalles que marcan la diferencia y hacen que cada boda sea única. Ah, y conviene enviar ya las invitaciones si no lo han hecho aun.

En este tiempo también es necesario realizar una prueba del maquillaje y peinado. De ese modo, además de definir el look de belleza final, se podrá comprobar si la idea inicial es o no la más favorecedora. Muchas de las novias optan por realizarse esta prueba el día de la sesión de fotos, así ven si el tiempo de duración de ambas cosas les conviene o por el contrario deberán optar por pagar un retoque a mitad del evento.

Tampoco hay que olvidar la apertura del baile. Sí, son muchas las parejas que dejan esta tarea para el final sin darse cuenta de que puede ser un error. Una vez que tengan elegida la música lo mejor es pensar en la coreografía. Aunque navegar en plataformas como YouTube puede ayudaros a mejorar sus pasos, hay novios que prefieren apuntarse a clases particulares. De ese modo, además de conseguir más soltura en sus movimientos, contarán con el apoyo de un profesional.

1 mes antes

Una de las tareas que más imponen a los novios suele ser la organización de las mesas. Es lógico. Hay que tener en cuenta las personalidades y afinidades de los invitados para intentar que estén cómodos durante la celebración. Un consejo: es mejor no arriesgar demasiado e ir a lo seguro.

15 días antes

Siempre suele haber imprevistos de última hora y reorganizar el planning suele entrar en los planes de los días previos a la boda. En esas semanas también es habitual ultimar detalles con los proveedores: desde un último repaso a la decoración hasta escuchar, una vez más, las canciones. ¡Por no hablar del baile!

Esas semanas también son las elegidas por las firmas nupciales para hacer los últimos retoques al vestido. Con los nervios muchas novias adelgazan, por lo que ajustar de nuevo el diseño es primordial para que el resultado final sea perfecto.

Si necesitas ayuda, con estos detalles puedes acudir a la ayuda de nuestra Experta a través de las siguientes plataformas:

www.armamiboda.com

Facebook: Arma Mi Boda IG; @armamiboda

Correo: cpandiella@armamiboda.com

WhatsApp: (809) 540-7554

Dubraska Suarez