ArmaMiBoda.com

Tips para la vida financiera antes del “sí”

Las parejas que están comprometidas deben abordar ciertos temas antes de dar el sí, como lo son temas financieros; puesto que cada uno viene con una rutina ecónomica diferente y será ahora el momento de iniciar un compromiso como el matrimonio. Por eso hoy te dejamos algunos tips que pueden ayudarte en este tema.

El portal Argentarium.com, publicó siete recomendaciones indispensables para sobrellevar el tema económico antes de dar el “sí”.

1. Hablen de finanzas. Así como hablan de temas sensibles como el sexo, la cantidad de hijos que van a tener y los valores que les inculcarán, dialoguen de cómo manejarán sus finanzas: si tendrán una cuenta mancomunada para cubrir todos los gastos del hogar o cada quien se encargará de algunas facturas en específico. Verifiquen cómo es la relación o el manejo individual de ustedes con el dinero, conozcan cuáles son sus virtudes o los malos hábitos que podrían poner en riesgo la economía del hogar.

2. Hablen sobre sus deudas. Tienen que sincerarse respecto a las deudas que cada quién ha contraído: si son llevaderas o se les han salido de las manos, al punto de que alguno ha caído en el departamento de legal de alguna entidad. En todo caso, hagan planes para salir de ellas.

3. Elaboren un presupuesto. Planifiquen los gastos que tendrán al vivir juntos. Estimen los ingresos, lo que destinarán al ahorro y lo que utilizarán para disminuir las deudas que pudiera tener alguno.

4. Diseñen un proyecto común. Establezcan sus metas a corto, mediano y largo plazo: qué quieren hacer después de criar a sus hijos, por ejemplo.

5. Inviertan en educación financiera. Edúquense sobre el manejo del dinero y cómo hacer que crezca. Recuerden que el económico es un factor que atraviesa otros aspectos de su relación y, de manejarse mal, podría tener efectos muy perjudiciales, inclusive el divorcio, en el peor de los casos. Cuando vengan los hijos también es bueno formarlos sobre sus finanzas personales.

6. Conserven su independencia económica. Cada integrante de la pareja debe tener la posibilidad de acceder al crédito en una entidad de intermediación financiera cuando lo necesite. Aunque uno de los dos se encargue de proveer lo necesario para el hogar, lo más inteligente es que ambos tengan un perfil crediticio que les permita desarrollar su vida normalmente en caso de que el suplidor fallezca o el matrimonio se termine.

7. Adquieran un seguro de vida. Además del seguro de salud, es importante tener un seguro de vida que garantice cierta estabilidad económica en caso de que ocurra un siniestro a alguien en la pareja. Con esta herramienta evitarán que las finanzas del compañero de vida se vengan abajo en caso de muerte o discapacidad de uno de los dos.

Dubraska Suarez