5 cosas que tienes que hacer antes de ponerte el traje de novia

/ Blog/ No hay comentarios

Hoy te descubrimos todo lo que tienes que hacer el gran día antes de enfundarte en ese maravilloso vestido. Si quieres lucir radiante, sigue estos consejos, ¡triunfarás!

 

1. Un cafecito

¡No sin mi café! ¿Eres de las que no puede vivir sin su café recién levantada? ¡Pues el día de tu boda no va a ser menos! Aunque sean muchos los nervios que afloren ese día, tómate unos minutos para relajarte mientras disfrutas de tu último café como soltera, será la mejor forma de comenzar la jornada. Además, come aquello que estás acostumbrada a desayunar cada día, no te quedes con hambre, podrías encontrarte mal después, es mucho el tiempo que pasa hasta la llegada del banquete. A partir de ahí, ¡aleja cualquier tipo de líquido y sólido de tu vestido de novia!

 

2. Sombra aquí, sombra allá, ¡maquíllate, maquíllate!

¡Exacto! Es una de las cosas básicas que debes hacer antes de ponerte el vestido de novia. Ni se te ocurra hacerlo al revés, podrías mancharte ¡y no habría vuelta atrás! Tu maquilladora seguramente te sugerirá que te coloques una bata o un pijama que puedas quitarte con facilidad, deja que el maquillaje se fije correctamente y, cuando estés lista, pide a tu hermana o a tu madre que te ayuden a colocarte el vestido con mucho cuidado.

 

3. Sesión fotográfica con tu madre y tu hermana

Una vez hayas desayunado y te hayas maquillado, pídele a tu fotógrafo de boda que capture los mejores momentos junto a tu madre y tu hermana, ¡serán bonitos recuerdos que te encantará guardar para siempre! Si tienes damas de honor, también será una gran idea que ellas aparezcan en esos instantes tan importantes para ti.

 

4. Visita el baño por última vez

¡Importante! Recuerda que el vestido de novia es un inconveniente muy muy muy grande para ir al baño, por ello, evita tener que ir las primeras horas y visítalo antes de colocarte el vestido. Durante el banquete, pide a tus damas o tu hermana que te acompañen cuando necesites ir para que te ayuden con las enormes capas de tela.

 

5. Relájate a solas y comprueba que está todo listo

No dejes pasar este punto. Es más importante de lo que parece, seguramente estarás muy nerviosa y tus familiares y amigos, los que te acompañen en ese momento, no te aportarán ni una pizca de tranquilidad. Antes de ponerte el vestido de novia, siéntate unos minutos a solas e intenta tranquilizarte. Cuando lo consigas, verifica que tienes preparado en una maletita todo lo que necesitas para tu gran día, los repuestos indispensables: maquillaje, desodorante, pañuelos, zapatos planos… Y ahora sí, ¡ponte el vestido y a disfrutar!

Fuente: Zankyou.es