La boda de Mónica y Robert, y el árbol de cerezo

/ Sociales/ No hay comentarios

Cuando ves el reportaje fotográfico de la boda de Mónica y Robert no tienes dudas de que fue una boda mágica, romántica y sutil. Cuando la novia se involucra en la organización de la celebración de su matrimonio, se nota… Se percibe el cariño que ponen en cada detalle y se nota la felicidad en sus ojos al ver que el gran día está siendo perfecto.

 

Los novios

El 28 de mayo de 2016 fue la fecha elegida para la boda. Mónica apostó para la ceremonia por un vestido de la diseñadora filipina Monique Lhuillier. Un traje hermosísimo de corte princesa, sofisticado, femenino y encantador; elaborado con chantilly y tul, tejidos que aporta mucho movimiento y romanticismo a la silueta de la novia. Su look nupcial lo completo con una mantilla de tul y encaje, que hacía juego con su vestido.

Para lucir radiante la novia contó con Richard Vásquez y Maribel García, encargados del maquillaje y del peinado, respectivamente. Ellos lograron resaltar la belleza exótica de Mónica. ¡Estaba hermosa y preparada para su “Yes, I do”!

Por su parte, Robert se atavió de un smoking de chaqueta blanca, protocolo para eventos que se desarrollan al aire libre entre primavera y verano. Y lo acompaño de gemelos y zapatos de charol.

La pareja de recién casados, Mónica y Robert.

 

La ceremonia

La ceremonia religiosa se celebró en la Catedral Primada de América, en Santo Domingo. Nuestro fotoreportero Norman García, no dudó en capturar momentos importantes de esta ceremonia la cual se llevó a cabo en inglés y español, ya que Robert, su familia e invitados son nativos de los Estados Unidos, y para muchos de ellos ésta era su primera vez en República Dominicana.

 

 

El banquete

Para el banquete eligieron un patio español con un encanto especial. Un equipo de profesionales, encabezado por Claudia Camps y Raysa Peña de Pressto Fresco, fueron las responsables de realizar el montaje y crear la ambientación romántica para celebrar este evento.

 

 

Un árbol de amor

No toda la decoración estuvo a cargo del equipo de Pressto Fresco. La novia, su madre, su hermana, la abuela, tías y primas estuvieron trabajando por largos meses en pequeños detalles para la boda.

Robert es oriundo de Washington DC, una ciudad famosa por sus impresionantes monumentos, la multitud de museos y otros edificios de importancia histórica. A pesar de todas estas atracciones, cada primavera, tanto los lugareños como los turistas esperan con ansias deleitarse con el espectáculo natural más hermoso que tiene esta ciudad, las flores del árbol de cerezo que cubre la cuidad en una manta de color rosado suave, exclusivo de esta época.

 

Robert siempre invitaba a Mónica cada primavera para que viera este regalo de la naturaleza tan romántico. Con el paso del tiempo, la flor de cerezo cambio de significado para Mónica. Dejó de ser una simple flor para convertirse en el signo de amor que unió sus corazones a lo largo de su relación. Este espectáculo anual de la flor de cerezo fue la razón por la que Mónica viajó múltiples veces desde Santo Domingo a Washington DC para encontrase con su amado y pasar unos días románticos bajo el follaje de este árbol.

Por esa razón, en el patio español donde se celebró la recepción habían cinco árboles de cerezo hecho a mano. Mónica y sus familiares duraron meses realizando cada una de las flores que adornaba los árboles. “Fueron largas horas de trabajo, de involucrar a familiares y amigas”, así confesó la novia. “Cada vez que Robert me llamaba me preguntaba qué hacía,  y mi respuesta siempre era la misma… – un suspiro y agrega -, haciendo florecitas”, dijo Mónica para ArmaMiBoda.

A todo esto Robert no entendía lo que estaba haciendo Mónica. “No sé qué se imaginaba”, agregó.

 

Vista del patio español y los árboles de cerezos.

 

Mónica nos confesó que cuando Robert vio estos árboles, la expresión de sorpresa y fascinación en su rostro, sintió que todo el esfuerzo valió la pena.

En estos árboles estaba impregnado de amor, paciencia, delicadeza, solemnidad, entrega, esperanza, respecto, en fin… todo el corazón de Mónica para Robert.

“Fue mi boda soñada”, así resumen Mónica ese gran día… Y no lo dudamos, sus caras de felicidad lo dicen todo. ¡Enhorabuena Señor y Señora Swift!

 

Wedding planning y decoración: Pressto Fresco – Catering: El Embajador – Música: María del Mar, Orquesta Renacer y DJ Poché – Fotografía profesionales: César Sánchez – Vídeo: CrossFilm – Hora loca: CrewUp –  Follaje: Picky Plants y Juan Mata –  Troncos de los cerezos: Jorge Rincón (primer charamiquero de Santo Domingo) – Sonido y luces: Carlos Pérez – Alquileres: Divano, Chaly Eventos, Anfitriones.