ArmaMiBoda.com

Cómo organizar tu boda cuando estás embarazada

¿Futura mamá y prometida? Buscar el lugar de celebración, elegir la decoración, las flores, el vestido de novia, las invitaciones…, todo se junta con la bienvenida al nuevo bebé, tienes que planificar tu boda y, además, organizar la llegada del nuevo bebé. Porque sabemos lo complicado que puede llegar a ser, te damos algunos consejos para que el camino no sea tan duro, ¡apunta!

 

 
 

1. Celebración íntima

Lo primero es ser consciente de la realidad y apostar por una celebración pequeña y de buen gusto que puedas organizar perfectamente que fracasar en el intento de organizar una boda de grandes dimensiones. Son muy emotivas, ¡acertarás! La ayuda de un wedding planner hará que todo salga natural, espontáneo y nada forzado.

 

2. Calendario de planificación

Traza un calendario de planificación para ambos acontecimientos y cúmplelo religiosamente para que no se te acumulen los asuntos pendientes. Es importante que te bases en metas y plazos alcanzables, tomando en cuenta cosas como el presupuesto con el que cuentas, el tiempo libre del que dispones en caso de que estés trabajando y cuántas personas pueden ayudarte. 

 

3. Cuenta con ayuda

Lo ideal, si puedes permitírtelo, es que cuentes con ayuda profesional. Te recomendarán lo mejor para tu gran día y hará que el proceso de planificación sea mucho más agradable, dejarás el estrés a un lado y tendrás la tranquilidad de que todo saldrá bien. También ten presente que tu futuro esposo, tus familiares y amigos pueden ayudarte en un momento determinado y facilitarte las cosas.

 

4. Relájate y deja de lado los nervios

Es importante no descuidar tu salud ni la del bebé durante el proceso, asiste a todas tus consultas prenatales y sigue rigurosamente las indicaciones de tu doctor. Busca espacios para relajarte y ejercitarte, así podrás mantener la tensión y el mal humor a raya, y te conservarás en forma.

Las clases de yoga o pilates para embarazadas siempre son una buena opción. Los cambios hormonales y la preparación de la ceremonia te pueden generar algo de irritabilidad, así que no descuides tu alimentación, comunica abiertamente tus preocupaciones a tus seres queridos, sal a divertirte con tus amigos y guarda momentos para despejar tu mente.

 

5. Vestido para embarazada que te hará lucir preciosa

Por último, no te frustres con tu nueva apariencia, sácale partido. Hoy en día hay muchos modelos de vestidos de novia para mujeres embarazadas que te harán parecer toda una princesa. Además, si llevas un régimen de alimentación saludable, una rutina de ejercicios prenatales y utilizas productos de cuidado y belleza para futuras madres, lucirás igual de radiante en ese día tan especial. 

 
 

6. ¡Cuidado con el menú!

Debes tener en cuenta tu estado a la hora de escoger el menú. ¡Atención con la carne y el pescado crudo, así como los embutidos!

 

7. Barra libre de combinados sin alcohol

Como es normal, tendrás que preparar para tus invitados una barra libre de la que puedan disfrutar llegado el momento del baile, pero no te olvides de organizar una mesa de combinados sin alcohol para los más pequeños, para los mayores y para las invitadas embarazadas, así como para ti.

 

8. La importancia del calzado

Se recomienda a sus novias embarazadas no escoger un calzado demasiado alto para la ceremonia, aperitivo y banquete, y disponer de otro más cómodo para el baile. Si, además, has elegido un vestido más ajustado para la primera parte de la boda, no estaría de más que llegada la hora del baile, te cambiaras para disfrutar completamente de él.

 
¡No te preocupes! Serás totalmente capaz de lidiar con la planificación de la boda de sus sueños y la llegada de tu bebé. 
 
 
 
 
 
Fuente Zankyou
 
 

dgfotografias