/ Vestidos de Novia/ No hay comentarios
La elección del vestido de novia es muy importante para la mayoría de mujeres, por no decir, para todas, y supone vivir momentos muy emocionantes las semanas o meses previos al enlace. Lo primero que hace la novia, una vez cerrada la fecha y lugar de la celebración, es buscar el traje ideal con el que deslumbrar a todos los asistentes al evento, en especial al futuro esposo.

Sin embargo, muchas veces, elegir el modelo adecuado supone estrés y nervios, por ello, es mejor guiarse por los consejos teniendo en cuenta el tipo de ceremonia que quieras para tu enlace matrimonial.

1. Definir tu estilo

Cada temporada hay alguna tendencia nueva en cuanto a vestidos de novia, ya sea en tejidos, colores, formas… Las marcas crean sus colecciones de acuerdo a esas tendencias, aunque también hay clásicos que no cambian y vestidos muy variados para diferentes gustos y que cada novia se sienta identificada.

 

2. Evitar escotes exagerados

Casarse por la iglesia no implica renunciar a un vestido sofisticado, sensual o elegante. Es cierto que el protocolo señala que en caso de celebraciones religiosas es recomendable evitar escotes exagerados y vestidos de novia cortos. 

Casarse por la Iglesia no significa renunciar a líneas modernas y se puede potenciar y aprovechar con buen gusto lo que una boda religiosa aporta al vestido de novia. Así, una cola bien desplegada en un altar y  bien recogida para el baile pueden ser el secreto del éxito de un vestido.

 

3. ¿Velo?

Aouesta al velo, ya que aporta magia, misterio y romanticismo. Es una prenda típica de ceremonia religiosa que puede convertirse en esencial para un vestido si se complementa adecuadamente. Es tu elección, si te decides, consulta los mejores peinados de novia con velo 2017, te van a encantar.

 

4. Cumplir tus sueños

Vestirse de novia es algo que lo más probable hagas solo una vez en tu vida. Elegir el vestido de tus sueños o dejarte aconsejar por profesionales. Adapta tus gustos y fisionomía a un vestido en el que, además, vuelca sus ideas para hacer de esta combinación el modelo perfecto para tu gran día. De ahí, la importancia de definir tu estilo e intentar aclarar tus ideas para que el diseñador que elijas sepa imprimirlas todas y tú te sientas cómoda a la hora de llevarlo puesto.

 

5. Cubrir primero, destapar después

Si vas a casarte por la iglesia debes evitar escotes exagerados pero eso no quiere decir que no puedas llevarlo para lucirlo después en la fiesta o el baile. 

Por otra parte, un brazo desnudo, sin mangas, en una boda de verano, está totalmente permitido. Así que, ten en cuenta también la fecha de la boda, porque no es igual una época fría que calurosa para elegir el vestido para una ceremonia religiosa.

 

6. Elegir un modelo sexy y elegante

Una novia es el centro de todas las miradas no solo por su elegancia sino también por su sensualidad. Hay muchas claves para ser la más sexy el día de tu boda respetando al mismo tiempo la celebración religiosa.