“Si volviera a casarme, cambiaría…”

/ Uncategorized/ No hay comentarios

Esta es una frase que muchas mujeres casadas dicen meses y años después de su boda. Así que aquí le hemos proporcionado una guía de lo que hay que hacer y de lo que debemos evitar para el día B.

No me haría la pedicura el día de antes de la boda

Quizá solo busques pintar tus uñas y darles el brillo que merecen en un día tan especial. Sin embargo, cuando una esteticista se dedica a estas artes, las exprime al máximo y utiliza todos los recursos a su alcance: limar, cortar cutículas y suavizar durezas. Hay testimonios de novias que dicen haberle dolido los pies el día de su boda, luego de hacerse una pedicura.

 

Dedicaría una tarde para mí antes del gran día

En el mundo de hoy en día, resulta complicado llegar a la boda al máximo de energías. Si tu boda es un sábado (lo más normal), no te habrá dado tiempo a descansar ni desconectar de la semana. Así pues, intenta cogerte la tarde del viernes para relajarte, ya sea en un spa o en un centro de belleza en el que te mimen como si fueras un tesoro delicado.

Habría hecho más pruebas de maquillaje y peinado

¿Qué tienes que perder? Aunque la primera prueba fuera excelente, quizá la segunda habría dado en el clavo o habría ayudado a reforzar el primer estilismo. No es bueno conformarse con la primera opción si su estilista está dispuesta/o a jugar y a experimentar con tu imagen.

Intentaría llevar el pelo suelto en algún momento

Muchas novias se arrepienten de su peinado, pero no porque no les gustara, sino por la dificultad de jugar con él. En determinado momento de la boda, necesitas estar cómoda y dejar que la naturaleza siga su curso sin reparar en cada detalle. En el baile, quieres estar a tu aire y sentirte libre, pero con un peinado muy limitado no parece posible.

Renunciaría a mi vestido con cola

Los vestidos con cola son tradicionales pero siguen triunfando en la época actual por su incuestionable belleza. Sin embargo, aboga por los vestidos convertibles y con doble falda para ganar en comodidad.

Retocaría mi maquillaje en diferentes momentos

Retocarse el maquillaje justo antes de las fotos ya que estas quedaran para siempre impresas en papel o de manera digital.El maquillaje debe ser el mismo y no superar la cantidad inicial en mitad del gran día.

Elegiría un velo menos tupido

La importancia de mostrar todos los encantos naturales, así como buena parte del vestido, es muy importante para muchas novias.Para una boda, un día único, no puedes recurrir en la incomodidad en ningún caso: tienes que asegurarte estar bella, pero no incomoda.